¿Por qué debemos pedir disculpas?

LA PERSPECTIVA CIENTIFICA DE UN COLAPSO SOCIAL GLOBAL

«Ciencia sin conciencia es la ruina del alma»… Esta cita de hace cinco siglos de Rabelais parece tener más resonancia que nunca en el frenesí industrial, tecnológico y energético de principios del siglo XXI.
Durante más de la mitad del siglo, muchos científicos y expertos han intentado instigar la conciencia social
y ecológica de la sociedad humana.
Pero esta conciencia no se ha visto acompañada de las acciones necesarias para afrontar aquellos problemas que, lejos de ser contenidos, van empeorando día tras día.